Monopolios capitalistas. Lenin.

“Esto ya no tiene nada que ver con la antigua libre competencia de patronos dispersos, que no sabían nada los unos de los otros y que producían para un mercado desconocido. La concentración ha alcanzado tal punto que es posible hacer una estimación aproximada de todas las fuentes de materias primas (por ejemplo, yacimientos de mineral de hierro) de un país e incluso, como veremos, de varios países o del mundo entero. Y no sólo se hacen estimaciones, dichas fuentes se las apropian asociaciones monopolistas gigantescas. También se evalúa aproximadamente la capacidad del mercado, que esas asociaciones de “reparten” de común acuerdo. Y monopolizan la mano de obra capacitada, contratan a los mejores ingenieros, se apoderan de los medios de transporte ( las líneas férreas en América, las compañías navieras en Europa y América ).En su fase imperialista, el capitalismo conduce directamente a la más exhaustiva socialización de la producción; arrastra, por así decirlo, a los capitalistas, contra su voluntad y conciencia, hacia un cierto nuevo orden social, un orden de transición entre la completa libre competencia y la completa socialización. La producción pasa a ser social, pero la apropiación continúa siendo privada. Los medios sociales de producción continúan siendo propiedad privada de unos pocos. El marco general de la libre competencia formalmente reconocida se mantiene, y el yugo de unos cuantos monopolistas sobre el resto de la población se hace cien veces más duro, más oneroso, más insoportable.
El economista alemán Kestner ha dedicado un libro a la “lucha entre los cárteles y los outsiders”, es decir, los capitalistas al margen de los cárteles. El autor ha titulado dicha obra: “La organización forzosa”, cuando hubiera debido hablar, naturalmente, para no embellecer el capitalismo, de la subordinación forzosa a las asociaciones monopolistas. Es instructivo echarle un vistazo,  aunque sólo sea la lista de los métodos que usan dichas asociaciones en la civilizada lucha actual por la “organización”: 1) desabastecimiento de las materias primas (“uno de los procedimientos más importantes para obligar a entrar en el cártel”); 2) privación de mano de obra mediante “alianzas” (esto es, mediante acuerdos entre los capitalistas y los sindicatos obreros para que estos últimos acepten trabajo solamente en las empresas del cártel); 3) privación de medios de transporte; 4) bloqueo de posibilidaes comerciales; 5) pacto con los compradores para que sólo mantengan relaciones comerciales con los cárteles; 6) bajada sistemática de los precios (con objeto de arruinar a los “outsiders”, es decir, a las empresas que no se someten a los monopolistas, durante un tiempo se gastan millones para vender a precios inferiores al coste: en la industria de la gasolina se ha dado el caso de bajar el precio de 40 a 22 marcos, es decir, ¡casi a la mitad!); 7) privación de crédito; 8) boicot.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s