Crónica de la acampada libertaria realizada por CNT.

CRÓNICA DE LA ACAMPADA LIBERTARIA REALIZADA POR CNT-LEÓN

Esta crónica está contada desde el punto de vista de uno de los compañeros de las
Juventudes Libertarias de Valencia que asistieron a este encuentro libertario y
contempla sus impresiones durante los días que duró su estancia allí.

El viernes 16  de agosto llegamos al campamento en el que se iba a realizar la acampada. Nada más llegar fuimos recibidxs por compañerxs que aunque no nos conocían a todxs fueron muy hospitalarixs y fraternales. Un grupo de compañerxs ya organizado se encargó de las actividades a realizar ese día, debido a que no se había hecho aún la asamblea en la que diariamente se repartían las tareas de la acampada. Esta, tuvo lugar después de la cena y voluntariamente muchos compañerxs se ofrecieron a hacer las distintas faenas: comida, cena, limpieza de baños… Poco a poco nos íbamos conociendo y se formaban espontáneamente grupos de debate. Desde el primer día se respiró un gran aire fraternal y solidario.

El sábado 17, un poco más tarde la hora prevista, se inició el III Encuentro de Grupos
Anarquistas con dos ponencias de dos compañerxs de León.

Personalmente, pensaba que se trataría de un encuentro de distintos colectivos libertarios que expondrían sus impresiones y forma de actuar en sus respectivos ámbitos. Sin embargo, se trató de un debate centrado en la CNT.

En ambas ponencias se hizo hincapié en recuperar la base de los principios anarquistas, recuperar el carácter revolucionario del anarcosindicalismo y huir de la crítica repetitiva y estática. Se trató el tema de la necesidad de realizar un cambio de mentalidad, adaptar nuestro discurso a la realidad a lo nuevo, tomando conciencia que ya no estamos en la sociedad industrial, pero sin perder en ningún momento la esencia del mismo.

Se habló de la necesidad de romper con el sindicalismo empresarial y de recuperar el carácter crítico que fundamenta al anarquismo creando espacios donde renacer y cuestionar todo lo que nos rodea, incluso lo que parece incuestionable e inamovible. No debemos caer en la hipocresía de buscar falsas unidades y colaboraciones interesadas con otras organizaciones y colectivos que no son afines con el ideal que nos mueve en la vida. Si no nos han absorbido con subvenciones y ofertas de poder, no lo hagamos nosotros fundiéndonos con otras organizaciones que desvirtúen nuestro objetivo.

Se abordó también la cuestión sobre la realidad del movimiento anarquista en la actualidad y la inmovilidad que habita en gran parte de la sociedad por estar en una situación de bienestar o comodidad con la que el capitalismo adormece y absorbe los espíritus críticos. Es precisamente esta la tarea de los anarquistas, abrir los ojos de lxs que no pueden o no quieren ver la realidad que les rodea, diferenciándonos bien de lxs que no quieren sino perpetuar las injusticias de este sistema y colaborando con aquellxs con los que compartamos finalidades y medios. En este momento de reflexión me permito el citar a una compañera que, a mi entender, lo expresó de la mejor manera posible “si no queremos ser como ellos, no actuemos como ellos”.

Otro tema que, desde mi punto de vista, fue muy importante en el debate fue la necesidad de huir de los personalismos que dividen el movimiento anarquista apoyando nuestras relaciones colectivas en el respeto y la solidaridad hacia aquellos que son compañerxs de lucha en esta constante batalla contra todo aquello que no sea defensor de la libertad. Hacerlo posible por intentar llevar el anarquismo a las calles, a la gente, a través de recuperar las relaciones colectivas con las personas que nos rodean a diario.

Porque como expresó un compañero “no hay que ir, hay que estar”, los anarquistas debemos entrar en contacto constante con la gente para poder llevar a cabo nuestra labor propagandística de la mejor forma posible. Esta forma, entendemos, es la “propaganda por el hecho”, que no es más que dar ejemplo con nuestras acciones. No pidiendo solidaridad a los que nos rodean, sino ejerciéndola para ser el ejemplo que queremos que se convierta en acción colectiva.

Se realizó un parón para comer en el momento que el debate se volvía cíclico y no conseguía avanzar. Por la tarde se reanudó, pero con bastante menos gente que durante la mañana. Los debates se sucedieron durante la acampada, en grupos ya más afines entre sí que iban surgiendo en todo momento. De este modo se dio por finalizado el II Encuentro.

El domingo 18 varixs compañerxs, en grupos que salieron a distintas horas, fueron de excursión a ver las trincheras que vigilaban el paso a Asturias en el valle de Vegarada. Trincheras muy bien conservadas que nos dieron una sutil impresión de cómo fue defender la libertad durante la guerra y combatir las tropas fascistas.
Por la tarde se realizó un taller de fabricación y tiro con honda. Esta actividad fue seguida por una charla sobre la “Cooperativa Integral Catalana”, llevada a cabo por dos compañeros integrantes de la misma. La charla suscitó ilusiones, cuestiones, dudas y controversia; se alargó hasta hora de la cena.

El lunes 19 un compañero dio un taller mostrándonos una minúscula parte de artes marciales como el Kung Fu y el Kali. El compañero nos mostró algunas de las distintas variantes de la defensa y el ataque intentando encuadrarlas en situaciones cotidianas. Fue muy dinámico y supuso una oportunidad formidable para interactuar entre los compañeros, aprender juntos y desarrollar una relación muy placentera entre los participantes.

Por la tarde se inició el taller de teatro que duraría hasta el miércoles, fue muy dinámico
y divertido, tanto para aquellxs que participaron directamente como para aquellxs que desde fuera observaban las actividades que la compañera de León organizó.

El día siguiente se realizó un taller de acrosport muy dinámico que se propuso repetir debido a la buena acogida que tuvo entre los compañeros.

Hasta aquí llega el registro informal de las actividades llevadas a cabo. Esto no quiere decir que no dejaran de realizarse charlas espontáneas entre compañeros, debates intensos y fraternales, y otras tantas iniciativas destinadas a fomentar la práctica de actitudes libertarias.

Personalmente, recomiendo participar en actividades de este tipo dado que sirven para
salir de la burbuja en la que nos encierra este sistema opresor que nos quiere convertir
en individuos asesinando las relaciones colectivas.

Salud y Anarquía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s