Por la recuperación de la memoria histórica y de clase.

En el año 1936 en España tuvo lugar la confluencia del primer conflicto político-social ideológico y bélico marcado por la fuerte resistencia del bando proletario frente al Antiguo Régimen. Éstas fueron sus causas:

Tras años de una crisis económica orquestrada por los magnates de la alta burguesía española y los dirigentes del gobierno, en que las aspiraciones de la sociedad burguesa de seguir siendo un país colonizador e imperialista se vieron forzadas a entrar en conflicto no sólo aquí en España sino a lo largo de sus colonias por todo el mundo. La Guerra de Cuba de 1895 fue el estallar de una de las primeras reivindicaciones sociales por su hegemonía, dado que la casta política española no hizo más que sobreexplotar a la Isla y sus habitantes durante todo su dominio. Así pues la pérdida de la gran colonia cubana inició una crisis social, económica y moral: los españoles dejaban de tener sueños ya de un gran Imperio español; éste echo beneficiaría la aparición de los nacionalismos autónomos afianzados en las burguesías de las zonas más industrializadas del país. Los años del caciquismo a principios del siglo XX, el masivo control y represión frente a los elementos de carácter ideológico que denominó una “red anarquista oculta” con el nombre de la Mano Negra, no fue más que el estallar de la persecución Estatal por refrenar el movimiento social obrero y jornalero que decidió unirse cómo a proletariado, denotan una de las principales causas en los que el pueblo deja de sentirse identificado con “su supuesto gobierno” y trata de romper estas vías de unión con el Estado mediante la creación de nuevas conciencias comunales. Dados estos datos, cabe aclarar que España estaba sumida en una fuerte crisis agrícola en los que el cultivo del cereal (material barato y extenso) incluso comenzaba a escasear y los sectores más pobres de la población ya mal nutrida (prácticamente se comía cereal en las zonas más pobres) pudieron comprobar cómo ni tan si quiera tenían comida para alimentar a sus propios hijos, pues el precio del cereal estaba tan alto que no se lo podían permitir. Añadiendo un matiz a este asunto cabe decir que abundaban las grandes extensiones de tierra sin cultivar a causa de los terratenientes o marqueses que se negaban a prestar sus tierras al pueblo.

Mientras en las zonas más campestres los jornaleros padecían hambruna, los compañeros obreros veían cómo el sector industrial avanzaba y crecía en potencia y tecnología, pero los obreros seguían con sus horarios desmesurados, con sueldos de explotación capitalista, y así se inició una tarea por parte de obreros anarquistas y comunistas libertarios por concienciar a la mayor parte de la población posible. Si ya había actividad obrera y jornalera, fue a través de la unión de los distintos sectores industriales y agrícolas cuándo se empezó a dar cohesión a todo un movimiento social anarco-sindicalista en el que las exigencias del pueblo trataban de ser solucionadas mediante la implantación de un nuevo sistema: el comunismo libertario. A la par de esto, el rey Alfonso XIII de Borbón, los militares y gente del gobierno, inician una feroz guerra en Marruecos con el fin de restablecer la hegemonía imperialista de la España medieval. Esta absurda guerra se llevaba siempre a la gente del mismo origen, todos ellos de familias pobres y obreras. Añadiremos que el ejército no preparaba adecuadamente a los jóvenes proletarios españoles y les enviaba a una guerra sabiendo que iban a ser carne de cañón, tan sólo por tratar de recuperar un nombre como a país, ya extinto hacía unos cuántos años. Pero el amasijo de todas estas fuertes crisis vino a ser dado durante la “Masacre del Barranco del Lobo” o el “Desastre de Annual”(1921), en el que miles de jóvenes españoles, mal instruidos, mal equipados y bajo las órdenes de un general nombrado en misión por el propio Alfonso XIII, ni tan si quiera levantaron una empalizada durante una noche en el desierto marroquí y los nativos aprovecharon esta ocasión para pasar por espada a miles de personas durante una sola noche, iniciando así una feroz persecución de tropas españolas y continuas masacres hasta Melilla. El hecho fue un escándalo y desde el gobierno se encargó la elaboración de un informe llamado el “informe Picasso” que nombraba a las altas esferas de la política, burguesía y a la monarquía entre ellos el rey como principales culpables de la matanza de tantas personas, el informe jamás sería publicado…

Dado este hecho, en Barcelona aconteció lo inesperado, en el año 1909, tras los desastres comentados, el Primer ministro Maura, decretó la orden de que los reservistas deberían marchar hacia la guerra del Rift o de Marruecos, los reservistas no eran otros que los padres de familias obreras y los jóvenes obreros… Pero el revuelo vino dado en un acto escandaloso, en el que en el puerto de Barcelona, mientras los obreros subían a los barcos para marchar a la guerra, las mujeres burguesas les daban unas estampas como a señal de que iban a morir y debían encomendarse a Dios, esto desencadenó la ira en Barcelona. La gente se echó a las calles, se asaltaron iglesias, se levantaron barricadas y los asesinatos de gente del clero y burguesía se sucedieron y la ciudad barcelonesa entre otras ardieron en llamas de protesta en la que la gente abrió las puertas de las armerías y se armó para combatir simplemente por el derecho de no ir a la guerra. Finalmente más de 10.000 soldados ocuparon la ciudad creyendo que iban a reprimir una marea “separatista” y la ciudad estuvo bajo situación de excepción. La represión fue durísima y conmovió al mundo la ejecución del profesor Ferrer y Guardia, que quiso implantar un modelo de educación libertaria.

guerrCIVIL - copia

Así pues frente a toda esta marea de protestas y crisis el gobierno sólo supo que desencadenar una ola de persecuciones masivas y asesinatos aplicando las “leyes de fuga” y asesinando a personajes notables del movimiento anarco-sindicalista tales cómo podrían ser los organizadores locales. El año 1912 se asesina al líder del consejo de Ministros José Canalejas por parte de un anarquista.

ASESINATO - copia

Tras todos estos años de agitación máxima vino un período de respiro que abarcó la Primera Guerra Mundial, de la cual España se benefició en tanto que proveía de mantas y víveres a los países con conflictos, pero este hecho propició una mejora económica social y una subida de precios debido a esta mejora económica, el problema llegó al terminar la Primera Guerra Mundial y no se había invertido en la regeneración de las estructuras sociales del país, así pues terminada la Gran Guerra, España seguía teniendo unos precios muy altos en todos sus víveres pero la gente no podía permitirse casi ni comer a causa del bajo poder adquisitivo que tenían. Estos hechos derivaron en el famoso “pistolerismo” en Barcelona y en las zonas obreras e industriales del país, donde el movimiento obrero ya cohesionado y organizado, se enfrentó a la infiltración de asesinos a sueldo pagados por los empresarios para averiguar quiénes eran los principales dirigentes anarquistas y obreros en sus fábricas para así poder asesinarles. Fue una época muy sangrienta y se saldó con la dictadura del General Primo de Rivera en el año 1923, quién justificó su golpe de Estado como a una forma de mantener la hegemonía del imperio español y luchar contra el comunismo invasor, así como poder otorgar un mejor nivel de popularidad a la desbancada monarquía española. Cabe mencionar que en 1910 se fundó la CNT, vanguardia del movimiento anarcosindicalista y obrero-proletario en todo el ámbito nacional. Así pues Primo de Rivera y el Estado implantando por él y sus congéneres, basaban sus prácticas políticas en el fascismo italiano; se institucionalizó la dictadura tratando de otorgarle un cierto aire democrático a fin de hacer perdurar la dictadura y sus valores.

El año 1927 se crea la FAI como respuesta a la dictadura y como a posicionamiento radical frente al régimen fascista. A fin de renovar el papel de la monarquía, el rey forzó la dimisión de Primo de Rivera y se encargó a los militares que organizaran la vuelta de normalidad constitucional o “dictadura blanda” relegando el papel en los políticos de nuevo. Así pues se convocaron unas elecciones municipales que más que nada representaban la oposición del pueblo español a la monarquía, resultado de esto se proclamó la Segunda República Española. Era un período de agitación máxima pues se cometió el error por parte de los sectores obreros-jornales (proletarios) de que la república les otorgaría más libertad siendo esto un total error. Aumentaron las persecuciones policiales y el intento revolucionario de la insurrección de “Casas Viejas”, en los que los jornaleros tomaron las armas y trataron de iniciar la Revolución a nivel Ibérico, fueron duramente reprimidos y se envió a toda una compañía que terminó con la insurrección con una matanza desproporcionada y sin precedentes. Este acto desgastó al gobierno de la República, que se fue sucediendo en distintos gobiernos, se trató de que el Ejército fuera leal a la República con la “Ley del retiro de oficialidades”, en los que en el ejército se trató de “prejubilar” a muchos oficiales para imbuir de frescura y de un ambiente regeneracionista el sector militar con el fin de ganar su apoyo. Se trató de implantar diversas reformas gubernamentales entre ellas la agraria por mediante de decretos. Esta conflictividad social fue la idónea para que la CNT usara el contexto laboral para tratar de llevar adelante sus ideas revolucionarias mediante vagas generales e insurrecciones campestres para destruir los órdenes burguesas de una vez por todas. A partir del año 1933, la UGT decidió unirse en esta lucha revolucionaria radical a la CNT, reforzando el papel que los anarquistas habían tomado en la lucha contra el Estado y todos sus Regímenes. Así pues el año 1930 hubo 402 vagas, el 1931 hubo 734 y el año 1932 se efectuaron 1127 huelgas y vagas. En el año 1932 los anarquistas propiciaron una sublevación minera a Cataluña (Alt Llobregat) y el año 1933 en Andalucía (Casas Viejas). Las revueltas consistían en la toma del ayuntamiento, la quema del registro de la propiedad y su posterior colectivización junto con la declaración del comunismo libertario… Esto contribuyó a un desgaste social y político de del gobierno republicano que trató de ser utilizado por los sectores de la derecha más conservadora para una re-organización en el plano empresarial, político y social de la extrema derecha catolicista. La derecha española volvió al poder en las elecciones del 1933, lo que se conoce como el Bienio Negro o Conservador, lo que supuso la introducción clara de un gobierno fascista y represor que aumentó la represión contra la CNT y la UGT. Estos hechos y mediante la unión de los sectores antifascistas, comunistas libertarios y socialistas en Astúrias tuvo lugar una revolución en octubre de 1934, donde se ocuparon casas de la Guardia Civil,se administró agua y electricidad y los ayuntamientos fueron sustituidos por comités revolucionarios, los mineros sitiaron la ciudad de Oviedo, dispuestos a hacer frente a las fuerzas del orden fascista y el gobierno tuvo que mandar a la Legión desde África, comandada por el general Franco para poner fin al alzamiento popular que acabó con 1000 mineros asesinados, principalmente por ejecuciones firmadas por el gobierno y más de 5000 detenidos.

ojoporojo

Al febrero de 1936 las izquierdas del país se agruparon en el Frente Popular y ante la necesidad de que las fuerzas fascistas abandonaran el poder la CNT no hizo campaña de abstención, así pues ante el triunfo en la elecciones del 1936, la izquierda confirió amnistía ante los presos políticos con lo cual los integrantes iniciales del grupo “Nosotros” entre los cuales estaban Durruti, Ascaso, García Oliver, Gregorio Jover entre más gente, pudieron moverse durante el panorama español con total libertad. Cabe decir que estos activistas anarquistas pretendieron el asesinato del rey en Francia, numerosos atracos a bancos en Latinoamérica y el Banco Español a fin de cuentas de entregar gran parte del botín expropiado a los más necesitados y al movimiento anarquista. Mientras esto pasaba se planificaba el golpe de Estado…

El 17 de Julio de 1936, en Melilla la Legión del ejército español se alza en armas contra el gobierno de la República y contra el comunismo libertario, propiciando que los días 18 y 19 los demás sectores conservadores y derechistas del ejército se unieran a la sublevación. Allá donde los movimientos del proletariado habían sido consolidados la insurrección fue desarmada y lo que se organizó como a un golpe de estado que durara tan apenas cuatro días, desencadenó una feroz Guerra Civil de clases que duraría tres años largos.

De sobra es sabido que la derecha insurreccional era formada desde falangistas a carlistas, pero lo que no sabemos tan comúnmente es que en el Frente Popular la exuberante abundancia no la protagonizaba el republicanismo o regionalismos en su totalidad sino que tenía un gran pilar las milicias anarco-sindicalistas que vieron en la ofensiva fascista el momento determinante para llevar a cabo la Revolución Social que los comunistas libertarios tanto anhelaban y por la cuál habían sido perseguidos, masacrados y torturados. Así pues el Frente Popular de carácter antifascista, fue boicoteado por un Comité de No Intervención pactado entre países europeos…

Frente al escaso material que llegaba desde la URSS a través del PCE, no era suficiente ni tampoco pretendía serlo, pues a los intereses de Stalin no interesaban que se lograra una revolución de carácter anarco-sindicalista en España. Es en este contexto donde entrarían a tomar partido las figuras de Durruti que a parte de precursor del comunismo libertario tuvo que negociar con traficantes de armas para hacer llegar material sobretodo al bando anarquista; entre las anécdotas de la época es común escuchar “A la batalla te ibas con un fusil y sin ninguna bala…”. Cabe mencionar que al estallido de la sublevación el gobierno no quiso dar las armas al pueblo, con lo que una vez asaltados los cuarteles de la Guardia Civil, la Guardia de Asalto requisó las armas al proletariado bajo la promesa de devolvérselas si el golpe de estado no era sofocada la sublevación. La inoperancia del gobierno de la República determinó momentos cruciales en el avance del conflicto en el que un pueblo echado a las calles ya con las barricadas levantadas en las ciudades no podía hacer frente al fascismo catolicista. En esta conflictividad surge la solidaridad mundial en contra del fascismo y se crean las Brigadas Internacionales Antifascistas desde las cuales alrededor del mundo llegaron combatientes antifascistas (intelectuales, periodistas, proletarios) y se nutrió el sector anarco-comunista gracias a esto.milicianosss - copia

La CNT que en 1936 contaba con un millón de afiliados, junto con la FAI, crearon el Comité Central de Milícias Antifascistas que sustituyeron en gran medida el papel del Estado e implantaron el tejido social que permitió a Cataluña y en gran parte del litoral Mediterráneo o Levante, que permitió establecer el comunismo libertario a modo de revolución social durante la guerra civil. Las colectividades tomaron el protagonismo y se exportó desde las fábricas de Barcelona entre otras al extranjero, todo ello autogestionado sin patrones. Toda esta gimnasia revolucionaria promovida por la CNT-FAI, respaldada por el POUM y boicoteada por el PCE entre otros sectores de afluencias stalinistas, produjo que la división interna en el bando antifascista creara una brecha que fue aprovechada por los franquistas a fin de ganar la guerra civil.

Cabe destacar la importancia de todos los tejidos sociales creados por los anarco-sindicalistas, siendo las Juventudes Libertarias principales organizadores de la defensa de Madrid y siendo un órgano independiente de la FAI y la CNT el mayor movimiento de respuesta juvenil frente al fascismo en las zonas donde el anarcosindicalismo triunfó y tomando el papel de vanguardia de la Revolución Proletaria en su época, y cómo las diferencias marcadas por las exigencias externas de intereses políticos determinaron la división antifascista, de cómo la que pudo ser la Primera Revolución Anarquista de la historia se vio frustrada por el mismo boicot del sector antifascista. Porque no debemos olvidarnos que los anarquistas y los comunistas libertarios NO lucharon por la Segunda República Española sino que después de décadas de represión y asesinatos de todo tipo y boicots sociales, los anarquistas fueron quiénes no dudaron en echarse a las armas siendo la vanguardia antifascista en el panorama ibérico, defendiendo siempre la libertad del proletariado unido bajo la consigna de: ¡NI DIOS!¡NI PATRIA!¡NI AMO! No olvidemos que hubo gente que luchó por la Libertad bajo los deseos proletarios de un mundo más justo e igualitario, en la guerra no sólo hubo fascistas o republicanos, hubo mucho más que ello, NO OLVIDEMOS pues a los anarquistas que sin una bala que disparar se enfrentaron a las hordas fascistas, sabiendo que seguramente hallarían la muerte en su encuentro.

juventudesANARQUISTAS - copia

¡POR UN 17 DE JULIO ANARQUISTA Y LIBERTARIO! ¡NO OLVIDEMOS A NUESTRXS COMPAÑERXS QUE LUCHARON POR UN MUNDO MEJOR! ¡PORQUE LLEVAMOS UN MUNDO NUEVO EN NUESTROS CORAZONES!

¡POR UNA MEMORIA HISTÓRICA FIEL A LA REALIDAD, NO OLVIDEMOS A LXS CAMARADAS ANARCO-SINDICALISTAS¡

78º ANIVERSARIO DEL INICIO DE LA GUERRA CIVIL DE CLASES

1936-2014

CON AMOR Y SOLIDARIDAD, POR UNA NUEVA UNIÓN DE LAS JUVENTUDES LIBERTARIAS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA.

¡SALUD Y ANARQUÍA!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s