LA ABSTENCIÓN ACTIVA

LA ABSTENCIÓN ACTIVA, UNA FORMA ALTERNATIVA DE LUCHAR CONTRA SU SISTEMA DEMOCRÁTICO.

Las elecciones generales sirven para canalizar las voluntades de la población en determinadas ideas: las ideas de las personas que tienen el poder y deciden qué hacer con el voto que se les ha dado. Esto quiere decir que por mucho que votes, por muchas cosas que quieras que cambien, marcar un partido para que gobierne, esconderlo en un papel y ponerlo dentro de una urna no genera un cambio en su totalidad, porque aquello que tú y las personas más cercanas a ti tenéis en vuestra cabeza no os lo preguntan los partidos. No saben qué es lo que quieres, no les interesa tampoco, simplemente les interesa tu voto, para poder gobernar según sus propios intereses. Esto ha sido así desde siempre, es un hecho, por muchas personas que traten de decirnos que no lo es, no ha existido ni un solo gobierno en toda la historia de la humanidad que haya gobernado para el pueblo, si no que por el contrario ha gobernado o bien para los propios intereses de quien gobierna, o bien para aquello que quien gobierna interpreta que deban de ser los intereses del pueblo. ¿Acaso el pueblo llano ha pinchado o cortado algo alguna vez?

Así que dicho esto, solo queda argumentar qué haremos si no votamos, porque los motivos para no votar los ha de encontrar cada persona por sí misma. Razones para no hacerlo hay de sobra, para algunas la más importante es esa de la falsedad. El hecho de que te miren a los ojos, te prometan aquello que quieres oír, te hagan creer que lo van a conseguir y, cuando pasan cuatro años, te das cuenta de que estás peor de como empezaste. Eso se llama engañar, las personas honradas no lo hacen. Tú decides si tu voluntad acaba siendo papel reciclado en el fondo de una papelera de un colegio electoral o si, por el contrario, tu voluntad determina que jugar con los intereses de las personas está mal y haces algo por cambiarlo.

ABSTENCIÓN ACTIVA SÍ, ABSTENCIÓN PASIVA NO.

De nada sirve que no vayas a votar si en el transcurso del tiempo sigues estando en el sofá de tu casa, mirando la televisión, viendo pasar el tiempo de tu vida. Así vas muriendo poco a poco… Carcomida por la dejadez y la desidia, la desesperación de no saber qué hacer para mejorar tu vida y por lo tanto no actuando porque te sientes derrotada. Así quieren que te sientas, una autómata obedeciendo, una persona que no opina, que simplemente hace lo que se le dice que haga cuando alguien se lo ordena o le incita a hacerlo. Te conviertes en una de las personas más fieles de tu propia desgracia, a esto te conduce tanto la abstención pasiva como el voto en las urnas, dejas de ser tú misma para ser un papel cada cuatro años.

Pero hay cosas que se pueden hacer, es cuestión de querer hacerlas. Para cambiar las cosas no vale quedarse en los propios zapatos, se ha de salir a la calle, darse cuenta de que hay un mundo esperándonos, de que hay personas como nosotras que no aceptan lo establecido y ansían cambiar esta situación de crisis, aunque muchas veces no sepan cómo. No hay respuestas sencillas para problemas complicados. ¿Qué es la abstención activa? Es una actitud, una forma de vida que coacciona a través de la voluntad colectiva, sintetizada en cada persona, un cambio social a pequeña escala, que es por donde se ha de empezar para cambiar las cosas. La abstención es no conformarte con despertarte una mañana y ver que ya casi es la hora de comer, el día casi ha pasado, y darte cuenta de que no estás haciendo nada que te guste y satisfaga en tu vida, la abstención activa es querer cambiar esto. La abstención activa implica que, frente a la realidad que te empuja a consumir drogas o alcohol, tú digas no y busques cualquier otro método para sentirte completa. Las que elegimos la abstención activa no nos contentamos con ver la vida pasar,

queremos formar parte del cambio, y por ello fabricamos un discurso para que se oiga en las calles, para que se hable en la hora de la comida, para que alguien lo piense cuando se vaya a dormir y se acuerde de nosotras.

“PERO SI NO VOTAS, LE ESTÁS DANDO LA RAZÓN AL QUE MANDA.”

Esta es la frase que utilizan las personas que no tienen claro qué hacer y que, condicionadas por la educación que se le has dado, prefieren votar, creyendo que así va a cambiar algo y despreocupándose de los problemas. Sin embargo, nosotras elegimos no votar porque no queremos legitimar este sistema, porque no queremos ser cómplices de la farsa que supone esta democracia. Consideramos que la frase “si no votas no te puedes quejar” es totalmente errónea, pues realmente es votando cuando delegas tu poder en otras personas y pierdes tu capacidad de opinión y de acción.

Esto resulta muy distinto para quien puede llegar a fin de mes y para quien no puede y entiende que es una necesidad comer, tener ropa de abrigo, agua, calentarse en casa, tener luz. La necesidad te condiciona y te cambia la opinión. Este hecho solo lo puede entender alguien que realmente está o ha estado necesitada, o lo ha vivido de cerca. La empatía no es uno de los fuertes principios de este siglo.

Si no votas, no quiere decir que le estés dando la razón a quien manda, porque tú no has decidido que las cosas sean así, están utilizando una máxima legal que se han inventado para preservar sus privilegios y hacer que si no interactúas con ellas, si no formas parte de su sistema, te sientas mal, por tanto te coaccionan a votarles. No te dan alternativas y les da igual lo que pienses. Frente a este hecho, nosotras decimos que es injusto actuar así. Por lo tanto, nos moveremos para cambiar este hecho desastroso.

¿QUIÉNES SOMOS? ¿QUÉ HACEMOS NOSOTRAS? ¿QUÉ PUEDES HACER TÚ?

Nosotras, jóvenes de diversas edades, pensamientos y orígenes, decidimos juntarnos y formar un colectivo de Cultura, Propaganda, Acción y Agitación que nos permita estar de una forma cercana con las personas más necesitadas, dejando de lado nuestros prejuicios, ayudando de una forma solidaria a las personas. Somos las hijas de las que se levantan de noche para ir a trabajar y vuelven a casa a la hora de cenar. Nos cuesta tener un plato caliente encima de la mesa a fin de mes y, por supuesto, no hablemos de lo que ocurre cuando no tenemos dinero para costearnos ropa, libros, luz, agua… Por ello nuestra opinión no viene desde la hipocresía de la comodidad, sino que tiene sus orígenes en una desigualdad consumada, desde la pobreza prácticamente, y desde el amor a quienes luchan por cambiar las cosas.

Nosotras nos dedicamos a formarnos, leer y auto-educarnos en formas de vida alternativas, porque somos conscientes de que este sistema está en declive y está llegando a su fin. No queremos que nos pille con el culo al aire cuando se vean superadas por la rabia del pueblo, queremos ayudar y formar parte del cambio. Tratamos de estar en todo jaleo posible en la calle, ya sea de manera colectiva o individual, enfrentándonos a las lacayas del sistema, combatiéndolas sobre todo con nuestro diálogo, porque es así como se echa abajo el discurso de la falsedad, con la verdad por delante y por encima de todo. Pero para llevar a cabo más acciones, necesitamos el empuje y la fuerza de quienes están acostumbradas a pasarlo mal diariamente como nosotras. Trabajamos con personas de los barrios de Valencia de una forma segmentada, aunque nuestra voluntad es la de expandirnos por toda la ciudad para llegar a trabajar colectivamente de una forma masiva.

Si estás interesada en actuar, cambiar las cosas y mejorar tu alrededor, empieza por salir a la calle. Ten inquietudes, utiliza las redes públicas, los locutorios, infórmate sobre qué manera es la más acorde a tu situación o a la de tus personas cercanas. No te contentes con la primera opción que aparezca y, por supuesto, ¿te has planteado cuáles son tus principios? Quizás entender el valor de la solidaridad, la autogestión y el apoyo mutuo te hace querer encaminarte a una opción política nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s