Agresión a una compañera

En las pasadas fiestas de Sant Joan 2015, fue agredida una compañera por su ex-“rollo” Albert Carbó, supuesto compañero y guitarrista del grupo “Mike el pollo sin Kabeza”. Este individuo pasó las noches del 21, 22 y 23 de junio en casa de la chica. La agresión sucedió el día 22, cuando la compañera pidió volver a su casa para poder descansar, ya que el agresor había comprado diferentes bebidas alcohólicas que se bebieron entre les dos, por lo que acabó muy borracha.

Una vez en su casa, solo recuerda flash-backs traumatizantes, donde el agresor se ponía un preservativo y decía que no le iba bien, pero aun así intentó penetrarla sin éxito -pues ella no quería-. Le dijo repetidas veces llorando que parara, pero él siguió con los dedos secos. Ella nunca había tenido relaciones sexuales, ni era algo que le llamara la atención. Recuerda dolor, mucho dolor, e intentar quitárselo de encima. Él acabó por cansarse de intentarlo, ella seguía llorando, hasta que finalmente se quedó dormida.

La mañana siguiente se despertó en bragas y sujetador, llegó a estar desnuda completamente, aunque no es algo que recuerde muy bien. Al despertarse seguía llorando, temblando, y con un fuerte dolor en el útero. Bajó a la habitación de abajo, ya que no quería estar cerca de su agresor, sentía repulsión hacia él y solo quería que se fuera de su casa. Al ir a mear, notó que le había desgarrado al intentarlo con los dedos. Como no quería que sus neidres se diesen cuenta de lo ocurrido, por puro terror, volvió a la casa donde había pasado la noche con su agresor. Allí él bajó, fingiendo despreocupación e intentó hacerle creer que la noche anterior le había pedido que “follaran”. Al principio al escuchar eso se quedó descolocada, iba borracha, pero se acordaba de cosas y sabía perfectamente que no le había pedido tal cosa. Le dolía todo y tenía un malestar tanto psicológico como físico. Él sacó el móvil y le dijo a una señora que habían mantenido relaciones sexuales y que ella se encontraba mal. Le comentó que la mujer le había dicho que era algo normal y que le comprara unas pastillas. No recuerda el nombre de estas, y aunque él insistiera, se negó a tomarlas.

Al día siguiente, ella quedó con unas amigas para pasar la noche juntas. Ellas irían a dormir a su casa, y así podría sentirse más segura. No fue hasta la noche, que al ver a sus amigas, no aguantó más y se puso a llorar. Él, al verlo, antes de que pudiera explicarles lo sucedido a sus amigas, se puso a  llorar victimizándose, dos de ellas fueron a consolarle. Él les contó a sus amigas versiones diferentes de lo sucedido, a la agredida le había dicho y siguió diciéndole que directamente ella había dicho que “follaran”, a otra amiga le dijo que a él le parecía que le apetecía, y a la tercera que él no sabía que ella no quería. Ella solo le decía a sus amigas que quería que se marchara, posteriormente vinieron victimizaciones como: ” Yo no lo he hecho queriendo”, “yo no sabía”, “ahora me odia”, “quiere que me vaya”, “estoy enamorado”…

Un rato más tarde ocurrió que su amiga llamó a la compañera para que fuese corriendo porque Albert, su agresor, había perdido los papeles. Su supuesta amiga le había dicho que estaba jugando con él. Este al oírlo empezó a golpear a la gente del concierto -a unes llegó a tirarles una valla de seguridad- y luego se puso a llorar y a dar patadas a una pared, por lo que se lesionó el pie. La compañera fue a ver que pasaba, y se encontró con la escena de su agresor en el suelo llorando y contándole a la gente que ella jugaba con él. A partir de ese momento, ella pasó de ser víctima a maltratadora.

Le pidió ir a su casa, ya que le dolía el pie. Tuvo que dejar el concierto para quedarse con su agresor -soles en casa- de nuevo. Antes de llegar, le pidió que diesen una vuelta, hasta que llegaron a un parque. Ese día se había dejado llevar por lo que la habían dicho todes (que disfrutara de la fiesta) por lo que bebió. Allí él le insistió en numerosas ocasiones que le apetecía masturbarle, a lo que ella se negó repetidas veces. De nuevo el agresor acabó saliéndose con la suya,- masturbándole contra su voluntad-. Después de eso acabaron por volver a casa.
A partir de la agresión, que fue en junio, estuvo durante 3-4 periodos menstruales pensando que estaba embarazada. Aunque le bajara la regla, había algo que le hacía seguir convencida de ello, y solo al cabo de unos meses logró aceptar que no estaba embarazada. Les que la rodeaban temían que tuviese un embarazo psicológico, pues sentía muchos síntomas que eran producto de su miedo. Dejó de hablar con sus amigas y empezó la que sería una época de maltrato psicológico continuo.

Él desde siempre le había pedido el ser algo más: quería una relación mono-romántica a la que ella se negó. En una ocasión fueron a las fiestas de Santa Tecla, en Tarragona, donde le insistió varias veces en tener una relación. Ella seguía negándose, así que intentó persuadirla tirándose por un precipicio que da a la carretera fingiendo que se suicidaba.

Más tarde, después de pensarlo mucho, decidió pedirle que se dieran un tiempo, ya que notaba que no tenía una conducta demasiado sana y había creado una dependencia y obsesión muy grande hacia ella. De nuevo, al oír eso, intentó fingir un suicidio para tratar de coaccionarla y que accediese a ser su pareja. Esta vez no pudo pararle, simplemente se lanzó contra la valla del precipicio con el propósito de crearle un sentimiento de culpabilidad, al no acceder a lo que él quería. Un tiempo después, dándose cuenta de que esa situación no podía seguir así, decidió volver a proponerle darse un tiempo, el cual finalmente aceptó.

En ese tiempo se dedicó a hablar mal de ella y a juntarse con amigues que tenían en común. Empezó a salir con Juls, una amiga suya de Barcelona. Entre su supuesta amiga y él empezaron a hablar mal de la compañera con otra gente, intentando poner a personas en su contra, todo esto junto a Carla, la hermana melliza de su amiga y Marc, de Godella. Un día, por un grupo de whatsapp donde se encontraba la víctima, su agresor y todes les que le defendían, aparte de otra gente, salió un debate donde la compañera dio su opinión, y empezaron a meterse con ella entre la supuesta amiga y pareja de su agresor, su agresor y el valenciano. La chica le dijo que nadie le había pedido opinión y se empezaron a pelear, entonces salió el chico valenciano diciéndole que se fuera del grupo, además de amenazas y insultos como: “Eres peor que un nazi”, “Si estuvieses aquí te daría una hostia a mano abierta, pero merece más la pena darle a un nazi que a ti”, “Ni se te ocurra pisar Valencia”, “Te espero con la mano así abierta”… Empezaron a burlarse de ella. La chica que había sido su amiga usó para dañarle una mala época de su vida, en la que fue bulímica, con una frase típica que en aquel tiempo decía la compañera, frase que contó a su agresor antes de la agresión: “No como que me engordo”.

Esta supuesta amiga y compañera feminista, empezó a decirle que maltrataba a su agresor y que si se quería suicidar fue por su culpa, que se suicidara ella, etc. Finalmente, le chique que la ayudó desde el principio a superar y a reaccionar a la agresión, tras pedir que pararan de discutir, borró el grupo. Ella compartía otro grupo donde el chico valenciano le sacó diciendo que era necesario sacar “la mierda” del grupo. A partir de ahí dieron una versión muy diferente de la realidad a las personas que les rodeaban. La chica que salía con su agresor en ese momento escribió a su actual compañere (le misme chique que le ayudó), diciéndole que la dejara porque era una maltratadora, manipuladora y celosa.

Ahí acabó todo por un tiempo, hasta que su agresor le escribió por whatssap de nuevo, diciéndole que lo había dejado con la chica. Empezó a contarle cosas que había hecho la chica, como hablar mal de la compañera, pedirle que le contara cosas personales de ella, inventarse cosas, etc. Un día que estaba en Barcelona con una amiga, decidió llamar a su agresor, para pedirle que le devolviera una camiseta que le hizo a mano para su cumple. Ese día, le devolvió la camiseta, y quiso arreglar las cosas. Ella, que desde un primer momento sabía por qué camino iba, le preguntó que porque le había explicado lo de la bulimia. Le dijo que lo había dicho para defenderla, que su “amiga” le pedía que le contara cosas sobre ella y él lo hacía. Obviamente no lo hizo para defenderla, sino para hacer daño. Él empezó a decir que tenía razón con que la chica le manipulaba para salir con él -como ella le había avisado-, ridiculizó a esta delante suya y de una amiga que le acompañaba. A partir de ese día, siguió hablándole por whatsapp. De nuevo comenzó a contar cosas que había hecho la chica. A partir de ese momento, continuó hablando por whatsapp durante un tiempo. Como le hablaba constantemente, terminó por dejarle siempre con el tick azul. Fue así hasta que un día le pidió que dejara de hablarle, cosa que él ignoró, y a lo que la compañera contestó que no quería hablar con él, que le había violado, y no quería saber nada más de él. Negó haberla violado, justificándose con que ella iba borracha, que no podía acordarse y que le acusaba de algo muy serio. Siguió queriendo mantener conversaciones con ella aun habiéndole dicho que no le hablase, hasta que un día, al fin, se cansó.

Por todo esto pedimos su expulsión del grupo “Mike el pollo sin cabeza”, que se le prohíba la entrada a todo espacio liberado y/o político, no solo de Barcelona (ciudad en la que vive) y del territorio que ocupan els Països Catalans, si no de toda la Península Ibérica. ¡¡¡Fuera machistas del movimiento!!! ¡¡¡Con traje o con cresta tu agresión tendrá respuesta!!!

Actualización del comunicado 14/11/16

Más de un año después de lo sucedido, el día 14 de Noviembre de 2016 la compañera vuelve a recibir una agresión verbal por parte del agresor. Habiendo cortado toda relación, el agresor le llama por skype el 13 de Noviembre, la compañera, le pregunta los motivos de la llamada y él le contesta al día siguiente, 14 de Noviembre, que se le fue la olla, nuestra compañera harta le dice que si quería burlarse de ella y que la deje en paz o que se atenga a las consecuencias y él le contesta “De qu vas payasa?” “Deixam star tu”. Creemos que es importante añadir esta agresión también, ya que no ha tenido bastante con lo que hizo hace un año, si no que aún tiempo después sigue culpándole a ella, cuando lo que la compañera quiere es no volver a hablar, ver y en general no volver a tener ninguna relación con el agresor.

Colectivos que firman el comunicado:

K.A.C.K ( Kolectiu Anti-Civilització del Kamp)

Distribuidora Antikomercial Akracia

Revuelta Violeta

Hijas de nadie (Cádiz)

Meliades (Elche, Alicante)

Medusas (Cantabria)

Femitroopers (Estatal)

Siemprevivas

Scum Girls Madrid

Patriaurkatua – patriahorcado (Lizarra – Navarra)

Distribuidora Anarquista Polaris (Pontevedra)

A.F La Caracola (Madrid)

Iruñeko Ekintza Antiespezista (Iruñea—Pamplona/ Navarra)

La Rebelión de las Palabras (Pontevedra)

Las Lilas (Valencia)

Lavanda Libre (Múrcia)

Distribuidora Peligrosidad Social (Madrid)

El Colectivo Lilith

El Viso (Madrid)

Nada- Rap Anti autoritario Madriz

Hora Violeta (Reus)

C.S.O La enredadera de Tetuan

Cau de llunes (Tarragona)

Juventudes Libertarias Valencia

Amenazas a la compañera por amigas del agresor:

 

Amenazas a una amiga de la compañera por el agresor:

IMG-20170514-WA0020

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s